¡De local hay que ganar!

COLUMNA DE OPINIÓN

Por Nicolas Sasu

San Martín de San Juan empató 1 a 1frente aLanús, en un encuentro correspondiente a la vigésima cuarta fecha de la Superliga argentina, que se jugó en el estadio Ingeniero Hilario Sánchez.

En nuestra cancha hay que sacar los 3 puntos, ya que es y será un requisito indispensable para lograr mantener la categoría en la próxima temporada. Lamentablemente en esta ocasión no fue un buen partido del verdinegro.

En el primer tiempo se arrancaría jugando excepcionalmente, tocando, presionando y justificando rápidamente la ventaja en el marcador. A partir de ahí, el granate adelantaría sus líneas e iría a por el empate. El gol de ellos fue un claro error nuestro; una anotación producto de un mal saque de línea no se puede volver a repetir. Ya desde acá la figura de Ardente empezaría a tomar mayor relevancia.

El segundo tiempo sería bastante flojo para el verdinegro, tan solo se puede rescatar el penal que, muy por infortunio, erró nuestro arquero. Sin embargo, poco se le puede recriminar a nuestra muralla, ya que atajó varias pelotas que podrían haber significado la ventaja en el marcador para el cuadro del Sur. Por el contexto del partido el empate no nos sienta mal, pero me quedo con la sensación de que este encuentro se podría haber ganado. El tanto contrario fue un error propio y no solo eso, sino que también malogramos una ocasión desde los 12 pasos. ¿Faltó fortuna? Puede ser, pero eso no quita la floja actuación en general.

Ardente como siempre inobjetable, todos sabíamos que después de tantos penales, algún día le iba a tocar fallar. No pasa nada Luis, el pueblo verdinegro te banca. Spinelli, alias “la melena de oro” volvió a las canchas y anotó por sexta vez con la casaca verdinegra. Defensivamente hicimos agua, además tener a nuestros 3 mediocampistas amonestados nos condicionó bastante. Aun así resalto la actuación, por momentos, de Mosca.

Próxima fecha… Godoy Cruz en Mendoza. El tan preciado Clásico Cuyano. Ambos conjuntos viven realidades totalmente distintas, uno peleando arriba y el otro en la mitad de la tabla. A pesar de ello, estos encuentros son distintos y se viven de otra forma. A seguir trabajando y a mentalizarse para ganar el próximo viernes. ¡Vamos San Martín!